Dr. Jesus Reyes Zamorano, Cirugía del Aparato Digestivo y Laparoscopía Pagina Principal Mapa del Sitio Pacientes
Inicio Nosotros Padecimientos Procedimientos Pacientes Descargas Contacto

PADECIMIENTOS.

Seleccione un padecimiento para ver su documentación :

 

  Pared Abdominal :
      Hernias


  Estómago :
      Enfermedad Acido Péptica
       (Gastritis, Duodenitis, Ulceras,
        Helicobacter Pylorii )
      Cáncer Gástrico

  Intestino :
      Colon Irritable
       (Colitis espástica, colitis nerviosa)
      Enfermedad Diverticular
      Cáncer de Colon
      Pólipos
      Infecciones Gastrointestinales
       (Diarreas)
      CUCI y Enfermedad de CROHN
      Colitis Isquémica (Angina Intestinal)

  Apéndice Cecal :
      Apendicitis Aguda

  Ano :
      Hemorroides
      Fístulas Anorrectales
      Fisuras Anales
      Abscesos Anorrectales

  Hígado, Vía Biliar y Vesícula:
      Litiasis Vesicular
      Coledocolitiasis
      Disfunción del Esfinter de Oddi
      Lesiones de la Vía Biliar por Cirugía
      Hepatitis
      Cirrosis
      Tumores Hepáticos
      Quistes y Abscesos Hepáticos

  Páncreas :
      Pancreatitis
      Cáncer de Páncreas

¿Qué quieres buscar?

    

Cáncer de colon.
Intestino.




1. ¿Cuál es la frecuencia?
2. ¿Cuáles son los síntomas?
3. ¿Cuáles son los factores de riesgo?
4. ¿Qué son los pólipos?
5. ¿Qué sintomas producen los pólipos ?
6. ¿Cómo se hace el diagnóstico de cancer de colon?
7. ¿Cómo se puede prevenir y hacer la detección temprana de Cáncer de Colon?
8. ¿Cuál es el tratamiento de Cáncer de Colon?

Ver tratamientos-cirugía

1.¿Cuál es la frecuencia?

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más frecuente en hombres y mujeres. En México es el segundo cáncer más frecuente en el tubo digestivo y una de las 10 principales causas de muerte y su incidencia crece año con año. Afecta a ambos sexos por igual y su frecuencia es mayor entre los 50 y 70 años de edad. El riesgo acumulado a lo largo de la vida de desarrollar un cáncer colorrectal es de un 6% y aumenta con la edad. El 90% aparece después de los 50 años de edad y antes de los 40 es raro, aunque actualmente la incidencia en menores de 40 años se ha incrementado. El 75% de los casos son esporádicos y el resto se producen en pacientes de alto riesgo.

2. ¿Cuáles son los síntomas?

Desafortunadamente en etapas iniciales no hay síntomas. Cuando este tumor da síntomas que obligan a la persona a buscar ayuda médica ya está en etapas avanzadas, cuando el pronóstico es muy malo y se convierte en una enfermedad letal. Existe un largo periodo en el que el tumor no da síntomas, tiempo en que es curable en un 90% de los casos, por lo que su detección temprana es muy importante.

El cáncer en el colon derecho da síntomas con menor frecuencia que el izquierdo. El 40% de los canceres de colon se dan del lado izquierdo.

Cuando da síntomas inicialmente pueden ser muy inespecíficos y prácticamente los mismos que los de cualquier colitis. Es decir, distensión abdominal, dolor abdominal tipo cólico y cambios en los hábitos intestinales (constipación, disminución en la consistencia de las evacuaciones). Pueden presentarse también anorexia, perdida de peso, nauseas, vomito, fatiga, anemia y evacuación de sangre. El sangrado puede ser crónico; es decir, en cantidades microscópicas no perceptibles que poco a poco van causando perdida de sangre y anemia. En etapas más avanzadas pueden presentarse dolor pélvico, tenesmo (sensación de evacuar persistente sin lograrlo), crecimiento de ganglios, dolor en cuadrante derecho del abdomen, masa palpable en abdomen. Pueden llegarse a presentar también obstrucción intestinal (5-15% de los casos) y perforación intestinal (6-8% de los casos) como urgencias.

3. ¿Cuáles son los factores de riesgo?

Aproximadamente el 75% de los canceres de colon son esporádicos y el resto se producen en pacientes considerados de alto riesgo. El grupo de pacientes con alto riesgo son los que tienen antecedentes familiares de cáncer o poliposis, aquellos que han presentado pólipos y aquellos con enfermedad intestinal inflamatoria.

Los factores de riesgo son:

Dieta. El consumo de carnes rojas y grasas animales, alimentos empacados o enlatados ricos en nitrosaminas y los niveles elevados de colesterol en las heces correlacionan con mayor incidencia de cáncer colorrectal. Los suplementos de folato han mostrado proteger del cácer colorrectal. Los suplementos de calcio han mostrado disminuir la formación de pólipos adenomatosos.

Pólipos. La mayoría de los cánceres colorectales se originan de un tumor benigno, asintomático, llamado pólipo, que nace en la mucosa colónica y requiere de mucho tiempo antes de convertirse en cáncer. Este es un periodo valioso para su detección y extirpación. Existe una predisposición hereditaria tanto para el cáncer colorectal, como para los pólipos colónicos adenomatosos. La poliposis familiar favorece el cáncer colorectal.

Antecedentes familiares. Los sujetos que tienen un familiar en primer grado con cáncer colorrectal tienen un riesgo 1.8 a 8 veces mayor que el de la población general de sufrir este tumor. El riesgo es más alto cuando hay más de un familiar afectado y más aún cuando lo han desarrollado a una edad joven. Hay también algunas enfermedades hereditarias con pólipos y cáncer en colon transmisibles genéticamente.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Algunas enfermedades como la colitis ulcerosa crónica inespecífica(CUCI) o la enfermedad de Crohn aumentan hasta 30 veces el riesgo de cáncer colorrectal.

4. ¿Qué son los pólipos?

Los pólipos son tumores benignos de crecimiento lento, pero conforme aumentan de tamaño, aumentan la posibilidad de malignizarse y producir cáncer. La colonoscopia es el mejor método para diagnosticarlos y extirparlos. Cuando se extirpan son analizados para conocer su tipo y riesgo de convertirse en cáncer y si tienen o no displasia (alteraciones celulares que originan cáncer).

5. ¿Qué síntomas producen los pólipos?

Por desgracia los pólipos rara vez dan síntomas, generalmente se descubren cuando se realiza una colonoscopia o un estudio radiográfico llamado colon por enema baritado, que se realizan por alguna otra razón. En ocasiones sangran ligeramente en forma crónica e imperceptible, lo cual produce anemia en forma gradual. Este sangrado puede ser detectado al realizar una biometría hemática o un examen de búsqueda de sangre oculta en materia fecal. Excepcionalmente puede existir hemorragia evidente por el recto.

 

Caso clínico. Colon por enema con Cáncer de colon en colon derecho.

6. ¿Cómo se hace el diagnóstico del cáncer de colon?

Lo ideal es hacer el diagnóstico en etapas tempranas ya que de ser así es curable. Desafortunadamente, como este tumor inicialmente no da síntomas, cuando el paciente busca ayuda es por que ya esta en etapa avanzada. De ahí la importancia de una detección temprana. Cuando se diagnóstica sólo el 37% de los casos tendrá la enfermedad localizada.

El mejor método para hacer el diagnóstico es la colonoscopia. Se requieren otros estudios para una evaluación completa como el colon por enema, biometría hemática, examen general de orina, pruebas de función hepática, determinación de antígeno carcinoembrionario (CEA) y tomografía de abdomen.

7. ¿Cómo se puede prevenir y hacer la detección temprana del cáncer de colon?

Un cáncer de colon detectado en etapa temprana (localizado en colon) es curable. Cuando se encuentra avanzado ya esta diseminado a otras partes del cuerpo, lo cual es letal. De aquí la importancia de hacer detección temprana.

Los 3 estudios indicados para hacer detección temprana son: Búsqueda de sangre oculta en heces, colonoscopia y colon por enema. En personas de riesgo promedio o bajo se recomienda realizar la primer colonoscopia a los 50 años de edad y búsqueda de sangre oculta en heces anualmente. Si la colonoscopia resulta normal y no hay antecedentes de cáncer en la familia, la colonoscopia debe repetirse a los 5-10 años y si se encontraron pólipos cada 3-5 años. En paciente de alto riesgo (aquellos con familiares cercanos con pólipos o cáncer y aquellos con antecedentes personales de pólipos) debe realizarse la primer colonoscopia a los 40 años de edad y repetirse cada 1 a 3 años.

8. ¿Cuál es el tratamiento del cáncer de colon?

El tratamiento es principalmente quirúrgico en etapas tempranas con buenas posibilidades de curación. En etapas intermedias además de la cirugía se requiere quimioterapia y en las avanzadas además radioterapia en algunos casos.

La cirugía consiste en extirpar un segmento de colon y hacer la reconección de los extremos. La porción de colon resecada depende de la localización del tumor. Habrá casos en los que no puedan reconectarse los extremos y se tenga la necesidad de realizar un estoma (colostomía, ileostomía) que puede ser temporal o permanente. Generalmente se hace en forma convencional abierta pero en casos con enfermedad local, temprana, puede realizarse laparoscópica con seguridad.

Casos clínicos endoscopias.
 

Ver tratamientos-cirugía

 

 
 


InicioNosotrosPadecimientosProcedimientosPacientesDescargasContacto

2007 ® Todos los Derechos Reservados. Por favor lea los Términos y Políticas de Privacidad
Esta página tiene como objetivo brindarle información y ayuda confiable sobre padecimientos gastrointestinales. No pretende ser sustituto del cuidado o indicaciones medicas.

Licencia de Creative Commons

Diseño y Desrrollo: Enyum.com y Winter Mexico