Dr. Jesus Reyes Zamorano, Cirugía del Aparato Digestivo y Laparoscopía Pagina Principal Mapa del Sitio Pacientes
Inicio Nosotros Padecimientos Procedimientos Pacientes Descargas Contacto

PADECIMIENTOS.

Seleccione un padecimiento para ver su documentación :

 

  Pared Abdominal :
      Hernias


  Estómago :
      Enfermedad Acido Péptica
       (Gastritis, Duodenitis, Ulceras,
        Helicobacter Pylorii )
      Cáncer Gástrico

  Intestino :
      Colon Irritable
       (Colitis espástica, colitis nerviosa)
      Enfermedad Diverticular
      Cáncer de Colon
      Pólipos
      Infecciones Gastrointestinales
       (Diarreas)
      CUCI y Enfermedad de CROHN
      Colitis Isquémica (Angina Intestinal)

  Apéndice Cecal :
      Apendicitis Aguda

  Ano :
      Hemorroides
      Fístulas Anorrectales
      Fisuras Anales
      Abscesos Anorrectales

  Hígado, Vía Biliar y Vesícula:
      Litiasis Vesicular
      Coledocolitiasis
      Disfunción del Esfinter de Oddi
      Lesiones de la Vía Biliar por Cirugía
      Hepatitis
      Cirrosis
      Tumores Hepáticos
      Quistes y Abscesos Hepáticos

  Páncreas :
      Pancreatitis
      Cáncer de Páncreas

¿Qué quieres buscar?

    

Fisuras Anales.
Ano.





1. ¿Qué son las fisuras anales?
2. ¿Cúales son las causas ?
3. ¿Cuáles son los síntomas?
4. ¿Cómo se diagnóstican?
5. ¿Cúales son los riesgos?
6. ¿Como se tratán?
7. ¿Que recomendaciones debo seguir?

 

1. ¿Qué son las fisuras anales?

Son desgarres o ulceraciones agudas en el ano generalmente asociadas a estreñimiento.

 

2. ¿Cuáles son las causas?

Se relacionan con el estreñimiento por el paso de materia fecal dura que lesiona el ano, pero también pueden ser desencadenadas por el paso rápido y frecuente de materia fecal disminuida en consistencia. Esta ulceración tienden a infectarse y provocan un espasmo en el ano, lo cual perpetua el problema.

Algunas enfermedades crónicas pueden asociarse con el desarrollo de fisuras crónicas y recurrentes, como la enfermedad de Crohn, enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, el herpes y el SIDA, la tuberculosis y cáncer (carcinoma epidermoide).

 

3. ¿Cuáles son los síntomas?

Hay dolor anal punzante y moderado desencadenado por la evacuación y que persiste unos minutos después de esta, cambios en el hábito intestinal (por el temor a evacuar el paciente trata de modificar sus evacuaciones para no sufrir, suprimiéndolas o con el empleo de laxantes), sangrado fresco que mancha el papel higiénico o “raya” la materia fecal, deformación del bolo fecal y existe un colgajo cutáneo que generalmente se inflama por encima de la fisura y al que se le confunde con hemorroide.

En algunos casos los síntomas serán desencadenados por una diarrea importantes o por la ingestión excesiva de algún irritante (chile, café, ajo) o el alcohol.

 

4. ¿Cómo se diagnóstican?

El diagnóstico es clínico, es decir, lo realiza su médico en el consultorio con el interrogatorio y el examen físico proctológico. En algunos casos serán necesario estudios como la manometria anorrectal (para demostrar hipertonía del esfínter anal) o biopsias, colonoscopia o estudios radiológicos para descartar otras enfermedades como enfermedad de Crohn, enfermedades venéreas, virus o cáncer.

 

5. ¿Cuáles son los riesgos?

Si la ulceración persiste la cicatrización continua puede estenosar el ano (obstruirlo) y exacerbar el problema.

 

6. ¿Cómo se tratan?

En la mayoría de los casos el tratamiento es médico con dieta y algunas recomendaciones logrando curación en el 90% de los casos. Pueden llegarse a usar algunos ungüentos o geles cicatrizantes. En algunos casos se requerirá cirugía y la esfinterotomía es el procedimiento de elección (una incisión en el esfínter del ano para disminuir su presión). En casos recidivantes o cronicos con estenosis puede ser necesaria la anaplastia.

 

7. ¿Qué recomendaciones debo seguir?

Aumente su consumo de fibra y líquidos en la dieta

Baños de asiento a temperatura ambiente pueden aliviar el dolor por el espasmo del ano

Realice ejercicio regularmente (aerobico, No pesas)

Conozca sus hábitos defecatorios y no propicie el estreñimiento al alterarlos.

Consulte a su médico y no se automedique ya que puede enmascarar condiciones más graves. Cuando se requiere cirugía estos procedimientos deben realizarse por un especialista proctólogo.

 

 

 
 


InicioNosotrosPadecimientosProcedimientosPacientesDescargasContacto

2007 ® Todos los Derechos Reservados. Por favor lea los Términos y Políticas de Privacidad
Esta página tiene como objetivo brindarle información y ayuda confiable sobre padecimientos gastrointestinales. No pretende ser sustituto del cuidado o indicaciones medicas.

Licencia de Creative Commons

Diseño y Desrrollo: Enyum.com y Winter Mexico