Dr. Jesus Reyes Zamorano, Cirugía del Aparato Digestivo y Laparoscopía Pagina Principal Mapa del Sitio Pacientes
Inicio Nosotros Padecimientos Procedimientos Pacientes Descargas Contacto

RECOMENDACIONES.


Seleccione una recomendación para ver su documentación :
  Recomendaciones para Cirugía.

Recomendaciones Dietéticas

       Gastritis, reflujo y hernia hiatal
      Para enfermedades de la vesícula biliar
      Para enfermedades del colon

Información de Utilidad

Artículos de interés

Guías de Autocuidados

     Asfixia
      Fiebre
     Diarrea.
     El estrés.

Crédito para financiar tu cirugía.

Datos para transferencia bancaria

Glosario de Gastroenterología.

El Estrés.
Guía de cuidados.


El estrés es producido por muchos factores que con frecuencia se relacionan con cambios existenciales. Estas modificaciones pueden ser situaciones placenteras, como unas vacaciones o una promoción en el trabajo, o desagradables, como la muerte de un ser amado o la pérdida del trabajo.

Cuando respondemos al estrés con ansiedad, tensión o preocupación, esa respuesta no es solamente "mental". Se liberan sustancias químicas que producen cambios físicos como el pulso acelerado, respiración rápida y resequedad de boca. Si se experimentan reacciones al estrés durante largos periodos, esto puede contribuir a que se padezcan enfermedades físicas o emocionales.

Los signos y síntomas del estrés son: dolor de cabeza, rechinar los dientes, resequedad y tensión de la garganta, mandíbula apretada, dolor de pecho, falta de aire, palpitaciones, presión sanguínea elevada, dolores musculares, indigestión, estreñimiento/diarrea, sudoración incrementada, manos frías y sudorosas, fatiga, insomnio, enfermedades frecuentes, ansiedad, irritabilidad, sensación de riesgo, depresión, pereza mental, impotencia, desesperanza, tristeza, actitud defensiva, apatia, ira, sobrealimentación/inapetencia, impaciencia, tendencia a discutir, mayor consumo de alcohol, droga o tabaco, asilamiento, evitar responsabilidades y tendencia a postergar, cambios en las relaciones familiares, rendimiento deficiente.

Autocuidados:

- Aprender a relajarse. Hay varias técnicas como la imaginación guiada, meditación, relajación muscular y respiración relajada.

- Comentar las preocupaciones con un amigo de confianza.

- Planear el trabajo paso a paso, fijarse metas con tareas pequeñas.

- Afrontar la ira. La ira requiere ser expresada, pero con cuidado, "contando hasta 10".

- Alejarse. Los cambios de actitud ayudan a ver con diferente perspectiva.

- Ser realista. Establecer objetivos apegados a la realidad, definir jerarquías y concentrarse en lo importante. Decidir prioridades.

- Evitar la automedicación. Recurrir a los medicamentos o al alcohol para obtener una sensación de alivio sólo empeora el problema.

- Dormir lo suficiente, ejercitarse y comer alimentos nutritivos.

- Buscar ayuda profesional.

 

 
 


InicioNosotrosPadecimientosProcedimientosPacientesDescargasContacto

2007 ® Todos los Derechos Reservados. Por favor lea los Términos y Políticas de Privacidad
Esta página tiene como objetivo brindarle información y ayuda confiable sobre padecimientos gastrointestinales. No pretende ser sustituto del cuidado o indicaciones medicas.

Licencia de Creative Commons

Diseño y Desrrollo: Enyum.com