Dr. Jesus Reyes Zamorano, Cirugía del Aparato Digestivo y Laparoscopía Pagina Principal Mapa del Sitio Pacientes
Inicio Nosotros Padecimientos Procedimientos Pacientes Descargas Contacto

PROCEDIMIENTOS.

Cirugía Laparoscópica (Introducción).
Laparoscopía.





1. Introducción
2. Riesgos
3. Qué esperar después de su cirugía

 

Ver-Video. "Colecistectomía laparoscópica en colecistitis aguda".

 

 

1. Introducción.

La cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica de mínima invasión, que se practica a través de pequeñas incisiones, usando la asistencia de una cámara de video que permite al cirujano ver el campo quirúrgico dentro del paciente y actuar en el mismo.

La cirugía se realiza gracias a una video-cámara que se introduce en el cuerpo a través de una incisión. Esta cámara de pequeñísimo tamaño cuenta con una fuente de luz fría que ilumina el campo quirúrgico dentro del organismo. El equipo laparoscópico en el quirófano cuenta con monitores de alta resolución donde el cirujano puede ver las imágenes producidas por la video-cámara en un tamaño mayor.

Se llama a estas técnicas mínimo-invasivas o de mínima invasión, ya que evitan los grandes cortes de bisturí requeridos por la cirugía abierta o convencional y posibilitan, por lo tanto, un periodo post-operatorio mucho más rápido y confortable.

Los beneficios son indiscutibles y de ellos el más importante es la recuperación extraordinariamente rápida con estancia hospitalaria corta y mínimo dolor para los pacientes.

La difusión de estas técnicas se inicio a finales de los 80s y en nuestro país a principios de los 90s. Actualmente existe una gran variedad de procedimientos quirúrgicos en cirugía del aparato digestivo que se pueden realizar por laparoscopia. La cirugía de vesícula y del hiato son los procedimientos quirúrgicos por laparoscopia mas aceptados actualmente y se consideran estándares en el tratamiento quirúrgico de estas enfermedades. Sin embargo, es posible operar con estas técnicas hernias, bazo, hígado, páncreas, intestino, apéndice, cirugía ginecológica (histerectomía, ovario, trompas) y cirugía urológica.

 

2. Riesgos

Aunque las técnicas quirúrgicas de mínima invasión en la actualidad se realizan con riesgo mínimo y excelentes resultados, todo procedimiento en medicina conlleva algo de riesgo. Cuando ofrecemos un procedimiento quirúrgico es por que hemos puesto en una balanza de riesgo beneficio a la cirugía y a la enfermedad. Si toleramos la posibilidad de estos riesgos es por que la enfermedad representa un riesgo mucho mayor y el tratamiento un beneficio mucho mayor con un riesgo mucho menor.

La mayoría de los procedimientos laparoscópicos complejos requieren anestesia general para permitir una relajación suficiente de los músculos abdominales de manera que el espacio de trabajo en el interior de la cavidad abdominal sea suficiente. La anestesia moderna es muy segura y los anestesiólogos que le atenderán tienen una gran experiencia, son especialistas en el área. Necesita usted informar completamente si toma algún medicamento, si posee algún desorden médico crónico o algún problema con la anestesia en su historia médica pasada.

Cualquier operación puede complicarse por hemorragía o infección. Si la operación se realizó a través de una herida grande, puede desarrollarse una hernia posincisional (eventración) la cual se forma en el transcurso del tiempo: semanas, meses o años más tarde. La colocación de prótesis (como mallas por ejemplo), aunque mínimos, representa riesgos de rechazo ya que finalmente son cuerpo extraño para el organismo. La manipulación manual o con instrumentos de los órganos intrabdominales representa también cierto riesgo mínimo de lesión de los mismos que se incrementa con la presencia de inflamación severa o gangrena. La trombosis y el embolismo pulmonar (coágulos en los pulmones) son riesgos que siempre están presentes.

En cirugía tradicional o laparoscopica, cada operación tiene sus complicaciones específicas que todo cirujano lucha para evitarlas. Dependiendo del tipo de cirugía su cirujano le informara acerca de los riesgos específicos de esta.

Ocasionalmente se encuentran dificultades durante la cirugía que no permiten que se realice de una manera segura por vía laparoscópica. Esto se puede sospechar generalmente antes de la operación pero algunas veces podemos saberlo solo hasta que se visualiza la cavidad abdominal. Si es así, la conversión a la técnica convencional será lo más seguro. Se le llama conversión cuando decidimos abrir y realizar por vía tradicional una cirugía que inicialmente fue planeada laparoscopica. Esto no se considera una complicación y cuando es necesario se realiza para ofrecer una mayor seguridad.

Aunque la mayoría de los pacientes vienen a nosotros buscando la cirugía laparoscópica, contamos también con una formación en la cirugía tradicional. Si nosotros sentimos que la cirugía laparoscópica no es apropiada para su problema quirúrgico, le ofreceremos y sugeriremos la más apropiada alternativa para usted.

 

3. Qué esperar después de su cirugía

La misma noche después de la operación usted se puede sentar en una silla o caminar alrededor de la cama. Usted va a poder ir al baño y regresar a la cama con poca ayuda de su familiar. Dependiendo del tipo de cirugía usted podrá tomar algo de líquidos claros (agua, té) unas horas después de la operación e ir avanzando poco a poco a su dieta regular al día siguiente. En muchos casos podrá egresar del hospital el mismo día en que se operó o al día siguiente.

Podrá tomar un baño con toda seguridad al día siguiente de la cirugía. Si se le colocan parches estos pueden durarle hasta 72hrs después de las cuales deberá retirarlos y cambiarlos diariamente hasta su control postoperatorio a la semana después de la cirugía o cuando su cirujano se lo notifique. Es normal sentir cierta zona indurada en las heridas o comezón, significa que están cicatrizando, esto desaparecerá en unos dos meses.

Nosotros le animaremos a que retorne a sus actividades normales lo más pronto posible. Es vital para usted ejercitarse en sus actividades diarias de forma razonable no sobre pasando el límite de su tolerancia, para estimular la circulación y la respiración. Es recomendable que realice los ejercicios respiratorios tal como se le indicará. No tenga miedo de realizar sus actividades, lo único que no debe hacer es realizar grandes esfuerzos como levantar cosas pesadas.

 

 

 
 


InicioNosotrosPadecimientosProcedimientosPacientesDescargasContacto

2007 ® Todos los Derechos Reservados. Por favor lea los Términos y Políticas de Privacidad
Esta página tiene como objetivo brindarle información y ayuda confiable sobre padecimientos gastrointestinales. No pretende ser sustituto del cuidado o indicaciones medicas.

Licencia de Creative Commons

Diseño y Desrrollo: Enyum.com y Winter Mexico