Dr. Jesus Reyes Zamorano, Cirugía del Aparato Digestivo y Laparoscopía Pagina Principal Mapa del Sitio Pacientes
Inicio Nosotros Padecimientos Procedimientos Pacientes Descargas Contacto

RECOMENDACIONES.

Seleccione una recomendación para ver su documentación :

 

  Recomendaciones Cirugía
      Recomendaciones antes y déspues de una cirugia.

Recomendaciones Dieta
      Para enfermedad Acido Peptica, Erge y Hernia Hiatal
      Para enfermedades de la vesícula biliar
      Para enfermedades del colon


¿Qué quieres buscar?

    

 

Ingreso de Pacientes.
Ingresa a tu panel de control, o regístrate.


 
Nombre de Usuario
Contraseña
¿Olvidó su contraseña?
  ¿Usuario Nuevo?

Recomendaciones Cirugía.
Recomendaciones y Dieta.





1. Recomendaciones déspues de una cirugía abdominal.
2. Recomendaciones antes de una cirugía.
3. Medicamentos y enfermedades crónicas ¿Qué medicamentos debo suspender y cuales debo seguir tomando?
4. Estudios preoperatorios
5. Valoración preoperatorio de riesgo quirúrgico.
6. Consentimiento informado ¿Qué es el consentimiento informado?
7. 2ª opinión.
8. ¿Cómo debo presentarme al hospital?

1.- RECOMENDACIONES DÉSPUES DE UNA CIRUGÍA ABDOMINAL

Si usted ha sido operada las indicaciones después del alta hospitalaria pueden variar de acuerdo con el tipo de cirugía y deberán darse en forma específica para cada enfermo por su cirujano. Algunas recomendaciones en general son:

Reposo. Este generalmente es relativo, en casa. No realice grandes esfuerzos ni actividades extenuantes. El periodo en el que no podrá realizar esfuerzos grandes puede ser variable de acuerdo con el tipo de cirugía y padecimiento.

Vendajes. Sólo cuando se lo indique su médico. Generalmente no son recomendables, sobretodo en cirugía laparoscopica no son necesarios.

Dieta. En cirugía gastrointestinal deberá seguir una dieta blanda sin lácteos, leguminosas (frijoles, arroz, habas, lentejas) e irritantes (chile, ajo, cebolla, especies y condimentos). Evite alimentos muy fríos o muy calientes.

Incapacidad. Esta será indicada por su médico quien le expide una constancia y resumen médico con validez en las instituciones públicas, en donde deberá canjearse por el documento oficial que corresponda. Este documento se le entrega cuando egresa del hospital y tendrá plazo de algunos días para presentarlo en la institución que le corresponda. En casos de hospitalizaciones o cirugías de urgencia deberá dar aviso a la institución pública a la que es derechohabiente para que le envíen un médico visitador que cubra su incapacidad. Este aviso puede darse por vía telefónica.

Molestias posoperatorias . Su médico le informara sobre algunas molestias que serán esperadas y normales. Una de ellas es el dolor de leve a moderado sobretodo en las heridas, para el cual generalmente se le prescribe un analgésico, y el sangrado escaso (que mancha el apósito). Habrá otras molestias dependiendo del padecimiento y tipo de cirugía que deberán generarle alarma y ser comunicadas inmediatamente a su médico. Algunas de estas molestias son la fiebre de hasta 38 por más de dos días, tumefacción y cambios de color en las heridas, salida de pus de las heridas, apertura de las heridas, vomito difícil de controlar, desmayos, mareos persistentes, sangrado importante por la herida o drenajes, dificultad para evacuar o para la micción, tos.

Heridas. Generalmente será suficiente con que lave 1 vez al día con agua y jabón sus heridas y las cubra con gasa y cinta (micropore o transpore) o con tegaderm. El apósito deberá cambiarlo diario después de lavarlas hasta el retiro de puntos. No utilice isodine, metiolate o agua oxigenada a menos que su médico se lo indique. Estos antisépticos se utilizan sólo en heridas infectadas, en heridas limpias (como las de una cirugía programada) sólo retardan la cicatrización.

Drenajes. En algunas cirugías será necesario dar de alta al paciente con tubos de drenaje que tienen por objeto evacuar las acumulaciones de líquido en el sitio de la cirugía y vigilar las características de los mismos. Cuando es así su médico le deberá instruir acerca del manejo y cuidados de estos drenajes y sólo el podrá decidir en que momento retirarlo.

Medicamentos. No se automedique. Su médico le prescribirá lo necesario y hará los ajustes convenientes. Si tiene alguna enfermedad crónica como diabetes o hipertensión arterial no suspenda estos medicamentos, debe continuarlos como normalmente los tomaba.

 

RECOMENDACIONES ANTES DE UNA CIRUGÍA.

Programación. De acuerdo a la prioridad que tenga el padecimiento que motiva su cirugía, el tiempo de hospitalización y el periodo de incapacidad indicados por su cirujano elija de acuerdo sus actividades cotidianas y laborales las fechas mas convenientes y coméntelas a su cirujano para decidir la fecha más adecuada.

Solicite su presupuesto en gastos hospitalarios y de honorarios médicos, deducibles y coaseguros para que programe y prepare sus finanzas.

No deje nada para última hora. Recuerde que la enfermedad no solo altera su estado de salud sino también causa un desequilibrio en su estilo de vida y en sus obligaciones y responsabilidades familiares y laborales que pueden ser minimizado o evitado.

 

Trámites con la aseguradora. En una cirugía programada y si cuenta con aseguradora de gastos médicos mayores deberá seguir los siguientes procedimientos administrativos:

  • Su cirujano le expedirá un formato de informe médico para solicitar la autorización de su cirugía. Este formato indicará una fecha tentativa de cirugía convenida por usted y su médico.
  • Usted llenara un formato de aviso de enfermedad y otro de reembolso
  • Ya deberá contar usted con sus estudios de gabinete y laboratorio (original y copia), recetas de medicamentos, solicitudes de estudios, facturas de estudios y medicamentos y recibos de honorarios.
  • Estos documentos deberá entregarlos junto con su credencial de la aseguradora (con copia) e identificación oficial directamente en la aseguradora o en algún modulo hospitalario de esta o en recursos humanos de su empresa.
  • Depende de la aseguradora esta tardara 5-10 días en contestarle y de proceder su reclamo le contestaran generalmente con una carta de autorización que indica la suma asegurada para gastos de hospital, el monto cubierto de honorarios médicos y lo que usted tendrá que pagar de deducible o coaseguro. Lo que usted paga de deducible y coaseguro depende de las condiciones de su póliza convenidas con su aseguradora.
  • Depende de la aseguradora la carta de autorización tendrá validez de 10 a 15 días a partir de la fecha que fue expedida o podrá tener validez sólo para le fecha en que se programó la cirugía. Si decide posponer y cambiar la fecha de su cirugía deberá tomar en cuenta el vencimiento de su carta y si esta vence deberá solicitar una reexpedición.
  • Una vez autorizada su cirugía comuníquelo a su médico para que le extienda una orden de internamiento.
  • Con su orden de hospitalización, su carta de autorización de la aseguradora y copias de sus estudios (conserve los originales para usted) deberá presentarse en admisión del hospital la fecha y hora convenidas. En admisión normalmente le pedirán un depósito o tarjeta de crédito que varia según el hospital, el cuál se tomará a cuenta de su deducible o gastos personales no cubiertos por su aseguradora o en caso de no haber estos gastos el hospital le reembolsa el depósito al salir.
  • Una vez en su habitación se seguirán las indicaciones de su médico en cuanto a preparación antes de la cirugía. Le colocarán una venoclisis para administración de líquidos intravenosos y le pasaran los medicamentos indicados (como antibióticos profilácticos). Algunos casos de acuerdo con el padecimiento y tipo de cirugía requieren preparación de unas horas y en otros casos se requerirá preparación en el hospital hasta días previos a la cirugía (en cirugía de colon por ejemplo). En algunos casos le tomaran estudios antes de la cirugía o incluso se realizarán valoraciones preoperatorios por otros especialistas.
  • Cuando se trata de una cirugía programada usted conoce el dictamen de su aseguradora antes de su ingreso y si este es favorable conocerá también los costos que le son cubiertos. Cuando se trata de una cirugía de urgencia esto no lo sabrá hasta que su aseguradora envié un médico dictaminador para evaluar su caso (generalmente en 24hrs). A su ingreso identifíquese como asegurado con su credencial y con una identificación oficial y el hospital dará aviso a su aseguradora para que envíen al medico dictaminador. Una vez establecido el diagnóstico y tratamiento será necesario que su médico le expida un informe médico, que usted llene un aviso de enfermedad (el formato se lo proporciona el hospital o su aseguradora) y que se entreguen ambos documentos al médico dictaminador, en admisión o caja del hospital o en el modulo de la aseguradora. Si es favorable el dictamen su aseguradora hará el pago directo y le indicará los costos que le son cubiertos, deducibles y coaseguros. Si no procede el pago directo o no se da aviso a su aseguradora tendrá usted que cubrir los costos y después solicitar el reembolso, para lo cual deberá contar con el formato de informe médico (realizado por su médico), el formato aviso de enfermedad, un formato de reembolso, facturas de hospital y recibos de honorarios.

Trámites si no tengo seguro de gastos médicos.

1) Solicite un presupuesto a su médico. Si no cuenta con seguro de gastos médicos mayores es necesario que conozca previamente los costos hospitalarios y de honorarios médicos del equipo quirúrgico (anestesiólogo, cirujano, ayudantes) y de otros médicos que tomen parte. Estas son generalmente cuentas separadas y usted convendrá la forma de pago con su cirujano y con el hospital.

2) Paquete o cuenta abierta. Los costos de hospital pueden manejarse por consumo abierto o por paquete. Existen paquetes hospitalarios para varias cirugías. Estos paquetes están diseñados en base a un promedio de los materiales e insumos que normalmente se consumen en cada procedimiento, y no incluyen honorarios médicos ni estudios de laboratorio o gabinete. Suele resultar más económico el pago de un paquete, pero debe considerar un margen de costo extra si son necesarios medicamentes o materiales adicionales a los del paquete, más días de estancia de los que le incluye o estudios de laboratorio y gabinete. Si decide adquirir un paquete comuníquelo a su cirujano para que lo tenga en cuenta y haga lo posible en ajustarse a el.

Hay situaciones en las que el paquete no será suficiente y hay cirugías que no podrán manejarse con paquete.

Si solicita un paquete el hospital le pedirá que cubra el costo antes de ingresar y si solicita consumo abierto le pedirá un depósito inicial y su cuenta final dependerá de lo que se consuma.

3) Honorarios médicos. Los cubrirá directamente con su médico al momento del alta de hospital o en caja de médicos del hospital según se lo indique su médico. Infórmese acerca de los conceptos que generalmente son cirujano, anestesiólogo, ayudantes, visitas médicas por día, consulta de urgencia e interconsultas con otros especialistas cuando son necesarias.

4) Una vez que usted conoce su presupuesto y este ha sido aceptado su médico le expedirá una orden de internamiento para que se hospitalice el día programado. Usted deberá presentarse en e admisión del hospital con esta orden de internamiento y copia de sus estudios.

5) Una vez en su habitación se seguirán las indicaciones de su médico en cuanto a preparación antes de la cirugía. Le colocarán una venoclisis para administración de líquidos intravenosos y le pasaran los medicamentos indicados (como antibióticos profilácticos). Algunos casos de acuerdo con el padecimiento y tipo de cirugía requieren preparación de unas horas y en otros casos se requerirá preparación en el hospital hasta días previos a la cirugía (en cirugía de colon por ejemplo). En algunos casos le tomaran estudios antes de la cirugía o incluso se realizarán valoraciones preoperatorios por otros especialistas.

6) En casos de cirugía de urgencia usted o su familiar deben solicitar a su médico un presupuesto aproximado. En algunos casos este no podrá dársele completamente hasta conocer el diagnóstico y tratamiento necesario. Si se especifica con anticipación al momento de su ingreso podrá adquirir un paquete hospitalario, aunque en muchos casos esto no puede ser posible ante la urgencia y entrara con cuenta abierta y un depósito inicial.

Preparación en casa. En algunos casos requerirá de una preparación en casa que le será indicada por su médico. Por ejemplo, en casos de cirugía de colon la preparación intestinal podrá llevarla en casa en la mayoría de los casos.

En la mayoría de los casos sólo requiere ayuno de por lo menos 8hrs. Si es necesario algún medicamento su médico se lo prescribirá. No se automedique.

Dieta y Ayuno. En la mayoría de los casos se requiere ayuno de por lo menos 8hrs. Deberá llevar una dieta blanda (sin irritantes, grasas ni leguminosas) hasta las 10 de la noche del día previo, después de eso deberá permanecer en ayuno total (no agua).

Control de peso. Cuando hay obesidad se prefiere siempre que sea posible la disminución de por lo menos el 10% de su peso corporal antes de la cirugía. Su médico le indicara la forma más segura de hacerlo. De acuerdo con su padecimiento y la prioridad de su cirugía a veces no se podrá contar con el tiempo necesario para lograr esto y esperar el tiempo necesario para disminuirle su peso puede representar riesgo.

Desnutrición. A menos que se trate de una urgencia la desnutrición es un factor que debé corregirse antes de una cirugía para lograr una buena cicatrización y una pronta recuperación con buenos resultados. Su médico le indicara la mejor opción de apoyo nutricio para usted. La mayoría de las veces el apoyo nutricio podrá realizarse en casa con sumplementos alimenticios y en forma oral. Sin embargo en determinados casos pueden requerirse del manejo de sondas de alimentación o incluso nutrición parenteral.

Tabaquismo y alcoholismo. Deberá abstenerse beber y fumar antes de la cirugía. Se recomienda suspender el tabaquismo por lo menos 3 meses antes de una cirugía. Sin embargo, esto es difícil de lograr en el fumador crónico. De acuerdo con su padecimiento y la prioridad de su cirugía a veces no se podrá contar con el tiempo necesario para lograr esto.

 

Medicamentos y enfermedades crónicas ¿Qué medicamentos debo suspender y cuales debo seguir tomando?

- Si padece alguna enfermedad crónica o esta tomando algún medicamento comuníqueselo a su médico antes de programar la cirugía.

- No suspenda ningún medicamento a menos que su médico se lo indique.

- Los medicamentos para la presión deberá tomarlos incluso el día de la cirugía y aquellos para el control de diabetes se suspenden sólo el día de la cirugía.

- Se le pedirá siempre antes de una cirugía que suspenda anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarina), aspirina e insulina.

- En el caso de los anticoagulantes deberá hospitalizarse al menos 3 días antes de su cirugía.

- Sólo su médico le indicara cuando y que medicamentos suspender y en que momento reanudar la toma.

- En la mayoría de los casos los medicamentos necesarios le serán suministrados en el hospital y esto se considera lo más adecuado. En los casos en los que su médico se lo indique deberá llevar medicamentos y en este caso comprarlos antes de hospitalizarse.

 

Estudios preoperatorios

De acuerdo con cada enfermedad y cirugía serán necesarios los estudios preoperatorios de laboratorio y gabinete específicos para cada caso. Su médico se los indicara y en caso de encontrar alguna alteración se tomará su tiempo para corregirlas y hacer los ajustes necesarios. Este tiempo debe tomarlo en cuenta para la programación de su cirugía.

Hay estudios básicos que se solicitan en la mayoría de los pacientes, como por ejemplo la Biometría hemática, Química sanguínea, pruebas de coagulación, examen general de orina y en pacientes mayores de 40 años y/o con enfermedades crónicas será necesario un electrocardiograma, una teleradiografía de tórax y una valoración preoperatoria.

 

Valoración preoperatorio de riesgo quirúrgico.

En la mayoría de los casos la valoración preoperatorio del cirujano en consulta, y la valoración preanestesica por su anestesiólogo al hospitalizarse, serán suficientes en cirugía programada y de urgencia. En casos especiales en los que se prevé de un riesgo mayor al habitual se le solicitará una valoración por un internista, un cardiólogo y/ su anestesiólogo. Esto será generalmente en pacientes mayores de 40 años y/o con alguna enfermedad crónica como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades del corazón, antecedentes de tromboembolismo y otras más.

Material médico para su cirugía. En la mayoría de los casos los hospitales cuentan con el material y medicamentos necesarios y generalmente y la mayoría de las veces su política no permite introducir medicamentos o materiales externos para su seguridad. En algunos casos si es necesario que usted lleve o consiga algún material o medicamento especiales su médico le indicara cual y en donde conseguirlos.

Transfusiones. En cirugía programada es extremadamente raro la necesidad de una transfusión. Salvo cirugía mayor como en cirugía de hígado esto es algo que debe considerarse y anticiparse. En casos en los que se prevea una transfusión y con el tiempo necesario se recomienda la transfusión antóloga, que es la transfusión de su propia sangre. Usted podrá donar en su sangre de 1 a 40 días antes de su cirugía en intervalos de 4-5 días llegando a obtener hasta 5-6 unidades. La transfusión de su propia sangre elimina los riesgos asociados a la transfusión sanguínea y abate costos considerablemente.

 

Consentimiento informado ¿Qué es el consentimiento informado?

Según la norma oficial mexicana NOM-168-SSA1-1998 se define al consentimiento bajo información como a los documentos escritos, signados por el paciente o su representante legal, mediante los cuales se acepte, bajo debida información de los riesgos y beneficios esperados, un procedimiento médico o quirúrgico con fines de diagnóstico o, con fines diagnósticos, terapéuticos o rehabilitatorios. Estas cartas se sujetarán a los requisitos previstos en las disposiciones sanitarias, serán revocables mientras no inicie el procedimiento para el que se hubieren otorgado y no obligarán al médico a realizar u omitir un procedimiento cuando ello entrañe un riesgo injustificado hacia el paciente.

Más que un documento el consentimiento informado es un acto mediante el cual el médico informa detalladamente al paciente sobre el padecimiento, los diversos procedimientos terapéuticos, posibles complicaciones, así como secuelas o riesgos inherentes a ellos, a efecto de que decida y autorice los procedimientos médicos en forma consciente, libre y responsable. Desde el punto de vista médico, legal y sociológico, es de enorme importancia la autorización y el consentimiento informado. El enfermo debe dar su consentimiento por escrito para que el médico use los medios que le ayuden a recuperar su salud. El consentimiento bajo información constituye una obligación legal y una responsabilidad moral, y es un derecho a la garantía de autonomía del paciente que se le informe debidamente y a su entera satisfacción y esta información debe estar adaptada a su capacidad de comprensión.

El consentimiento informado se da en el seno de la relación médico-paciente que implica comunicación y confianza. La confianza esta basada en la comprensión real de su problema, su participación en la toma de decisiones y la aceptación de riesgos, fenómenos de recuperación y cambios en su estilo de vida. Se le deben enumerar, justificar y explicar con detalle todos los pasos que se tomen antes de la operación, así como las posibles complicaciones, riesgo-beneficio y los cambios en el estilo de vida que resulten de esta intervención. Es muy importante que esta información sea de acuerdo a la capacidad de comprensión del paciente y que el paciente especifique que tanto quiere saber, ya que también deben tomarse en cuenta los daños a la salud mental del paciente en casos de diagnósticos graves o fatales. Una vez informado, se le debe permitir tomar parte activa en la toma de decisiones. Con esta información usted estará en condiciones de decidir si acepta o rehúsa el procedimiento.

El derecho mexicano menciona al consentimiento informado como el acto jurídico no solemne, personalísimo, revocable y libre del paciente para admitir o rehusar, por si mismo o a través de su representante legal, uno o varios actos concretos, en su persona, con fines de atención médica. Para la validez del consentimiento se requiere no haber sido manifestado por error, arrancado por violencia o sorprendido por dolo (Código civil art. 1794-1823).

En el articulo 80 al 83 del reglamento de la ley general de salud en materia de prestación de servicios de atención médica se encuentra el fundamento legal para el consentimiento informado. En el artículo 80 se decreta “en todo hospital…deberá recabarse a su ingreso autorización escrita y firmada para practicarle, con fines de diagnostico o terapéuticos, los procedimientos médico-quirúrgicos necesarios. En el artículo 81 se mencionan las excepciones para que el paciente firme o se le de información y se menciona: “En caso de urgencia… el documento que debe ser firmado como autorización, será suscrito por el familiar, tutor o representante legal…” por que “la urgencia no permite demoras ante la posibilidad de ocasionar lesiones irreversibles o existir peligro de fallecimiento”. Las limitantes para brindar información médica son:

1) “Deberá respetarse la voluntad de la persona a no ser informada (derecho a no saber).

2) No brindar información a familiares y/o terceros si así lo desea el paciente.

3) No dar información claramente perjudicial para la salud del paciente, en caso de trastornos mentales, como sería el caso de depresión severa, trastornos de personalidad, intentos previos de suicidio, etc.

La revocación del consentimiento es valida en las siguientes circunstancias: tratamientos sanitarios obligatorios por la ley, urgencias e incapacidad declarada o de hecho para tomar decisiones. En caso de que el paciente no esté capacitado para tomar decisiones (por ejem. si se encuentra inconciente) debe obtenerse el consentimiento de los familiares o su representante legal, y si estos se encuentra ausentes y esta en riesgo la vida del paciente bastara el acuerdo de dos profesionistas médicos que justifiquen el acto médico asentado en el expediente.

 

2ª opinión

Usted tiene derecho a recibir por escrito la información necesaria para obtener una segunda opinión sobre el diagnóstico, pronóstico o tratamiento relacionados con su estado de salud.

Cuando se piensa realizar una intervención quirúrgica es fundamental que se establezca una verdadera comunicación personal y confianza entre usted y su cirujano. Una adecuada relación médico-paciente es indispensable. Si hay duda razonable acerca de la realización del procedimiento usted o su médico deben buscar la confirmación en una segunda opinión.

 

¿Cómo debo presentarme al hospital?

En cirugía programadaza deberá presentarse en ayuno en admisión el día y hora señalados por su médico con su:

Orden de hospitalización (proporcionada por su medico)

Su carta de autorización si esta asegurado

Credencial de su aseguradora

Identificación oficial

Copias de sus estudios de laboratorio (conserve para usted las originales)

Deposito (indicado por el hospital)

Lleve sus artículos personales como cepillo de dientes, pasta, cepillo para el cabello, pijamas etc.

1 muda de ropa para el día de su egreso


 
 


InicioNosotrosPadecimientosProcedimientosPacientesDescargasContacto

2007 ® Todos los Derechos Reservados. Por favor lea los Términos y Políticas de Privacidad
Esta página tiene como objetivo brindarle información y ayuda confiable sobre padecimientos gastrointestinales. No pretende ser sustituto del cuidado o indicaciones medicas.

Licencia de Creative Commons

Diseño y Desrrollo: Enyum.com y Winter Mexico